regalar-flores-san-valentin

Desde siempre, las flores han sido consideradas como un símbolo del amor y el afecto que una persona siente por otra. En la actualidad, la gente regala flores en cada ocasión especial, incluyendo el Día de la Madre, Aniversarios de bodas, Cumpleaños o Graduación.

Pero sin duda San Valentín, es el día más especial para los enamorados y por supuesto la ocasión ideal para regalar flores a la pareja o incluso a un amigo o amiga. Sin embargo, ¿qué tipo de flor regalar ese día? ¿Sabías que puedes reservar flores San Valentín?.

¿Necesitas razones para regalar flores en San Valentín?

Las flores son la mejor forma de expresar sin palabras lo que sientes; no solo tienen una apariencia bella y elegante, sino que además están disponibles a precios razonablemente asequibles. Mejor aun, tienen la capacidad de transmitir tu mensaje de una manera dulce. Por lo tanto, las flores representan el amor, el romance, además de la compasión de una manera cercana y delicada. Recibir flores significa mucho para quienes las reciben ya que les demuestra que son amados y que alguien se interesa por ellos.

No cabe duda que las flores tienen un efecto encantador sobre las personas. Tienen un olor y una apariencia sutilmente perfumada, que hoy se sabe, afectan de forma positiva las emociones de la persona que las recibe. Es tal la popularidad de este tipo de obsequios para el día del amor y la amistad, que regalar flores San Valentín se ha vuelto algo instintivo que en su mayoría realizan los hombres para sorprender a las mujeres.

La simplicidad y la belleza natural de las flores, capturan la atención de inmediato y sin duda que provocan emociones reales y sinceras. Por lo tanto, las flores como un regalo, generan un efecto emocional positivo en el receptor, además de que son una fuente de alegría pura. En realidad existen muy pocas cosas que logran mover las emociones más profundas que regalar flores a la persona que se ama.

¿Por qué a las mujeres les gusta que les regalen flores?

Con frecuencia muchos hombres piensan de forma errónea, que las mujeres prefieren los regalos ostentosos o de gran valor económico. La realidad sin embargo, es que para la mayoría de las mujeres, un regalo en San Valentín debe tener un significado especial más allá de lo superficial y en ese sentido, las flores representan una de las mejores y más fáciles maneras de arrancar una sonrisa de su rostro.

Las flores son tradicionales

Regalar flores es algo que se acostumbra desde hace mucho tiempo. Los griegos y los egipcios le dieron significados simbólicos a las flores, muchos de los cuales utilizamos aun hoy. En la era victoriana por ejemplo, estos significados se utilizaron como un sistema de mensaje completo, indicando todo, desde el amor romántico al rechazo desamparado. Incluso, en aquellas épocas, cuando un hombre deseaba cortejar a una mujer, le presentaba un ramo de flores para comenzar el ritual de enamoramiento. Por lo tanto, las flores son un símbolo de amor y afecto y sin duda que cada mujer ama ser adorada.

Las flores generan emociones

Lo genial de un ramo de flores es que representan también una experiencia multisensorial para las mujeres y en general para quien lo recibe. La gama amplia de colores son una fiesta de alegría para nuestros ojos, mientras que los aromas que desprenden son sencillamente divinos. Los pétalos de una flor son suaves al tacto, estimulan los sentidos y le brindan a las mujeres la oportunidad perfecta para sumergirse en su aroma y generar bellas emociones.

Las mujeres valoran que los hombres compren flores

Para los caballeros, comprar flores no es algo instintivo. Es verdad que la mayoría se siente cómodo en cualquier tienda de regalos, pero en una floristería puede sentirse en otro planeta, rodeado de miradas y sonidos femeninos. Es decir, cuando un hombre compra flores para una mujer, suele aventurarse fuera de su zona de confort. Aunque el no sepa mucho sobre flores, sus sentimientos hacia ella son más fuertes que cualquier malestar o incomodidad al estar en una floristería. Ese solo pensamiento de un hombre comprando flores, es realmente valorado por las mujeres y las hace inmensamente felices.

¿Qué tipo de flor regalar para San Valentín?

Ahora que ya hemos hablado sobre la importancia de regalar flores en el día del amor y la amistad, es tiempo de conocer algunos de los tipos de flores más populares para San Valentín.

 

Claveles

Los claveles son un tipo de flores muy atractivos y que provocan un impacto visual inmediato en la persona que los recibe. Este tipo de flores es adecuado para regalar en San Valentín, particularmente cuando la relación de la pareja se encuentra en sus etapas iniciales. Los claveles además tienen la ventaja de que duran por mucho más tiempo en comparación con otras flores.

Tulipanes

Ahora que si lo que buscas es un ramo de flores original y fuera de lo convencional, los tulipanes son sin duda la elección indicada. Se trata de un tipo de flores que se caracterizan por tener tallos de lineas estilizadas, muy finos, que perfectamente se pueden adornar y sorprender gratamente a quien los recibe. Lo genial es que los puedes encontrar en una variedad amplia de colores muy llamativos que les confieren un atractivo visual adicional.

Lirios

Los lirios también son una excelente alternativa para regalar en San Valentín. Se trata de flores grandes y perfumadas, generalmente de color violeta o purpúrea, sin embargo se les puede conseguir en color blanco, amarillo o rojo. Dependiendo de su color, los lirios pueden significar inocencia, pureza, alegría, pasión o juventud.

Gerberas

Para terminar, las gerberas son un tipo de flores que simbolizan la inocencia y la belleza, por lo tanto son flores que se les relaciona con la amistad y también con la pureza del primer amor. Cuando se regalan gerberas a una mujer significa que se le considera como la mujer más hermosa.

En cualquier caso, regalar flores San Valentín es algo que no pasa de moda, es algo tradicional que a las mujeres les encanta y que en general es una hermosa manera de demostrar lo que sentimos por ese ser tan especial.

Etiquetas: ,