Las ofrendas florales alrededor de los muertos es uno de las manifestaciones de ofrendas más longevas de la historia de la humanidad que se ha convertido en todo un arte, convirtiéndose en uno de los actos más antiguos en la demostración de duelo por la pérdida de un ser querido.

Una investigación realizada por el Dr. Ralph solecki dio como resultado un descubrimiento en el año de 1951 de innumerables lugares en donde nuestros antepasados enterraban en cuevas a sus difuntos y al paso del tiempo fue armado investigaciones que concluyeron en la inclusión del tema que los humanos desde tiempos inmemorables enterraban a sus muertos y lo denominó como la actividad religiosa más longeva del mundo, en el libro de récords Guinness.

Entre la cantidad enorme de investigaciones que realizó Solecki pudo obtener muestras de sueño de las tumbas y las analizó, encontrando en todas ellas restos de polen y fragmentos de por lo menos 8 especies diferentes de flores salvajes, estas investigaciones arrojaron una antigüedad de los vestigios de aproximadamente el año 62.000 a. C. Por lo que se concluye que los habitantes de esa época buscaban flores para realizar ofrendas a sus difuntos.

 

ARTE FLORAL FUNERARIO:

Los arreglos funerarios hechos de flores naturales a través de la historia se han convertido en el principal símbolo para representar el ciclo de la vida desde el nacimiento de las personas, hasta su muerte:

  • ramo-funerario-en-tonos-amarillos-y-naranjas

    Flores: Representan la fragilidad, lo hermoso de la vida y que no será para siempre, por este motivo las flores que se utilizan se cortan por el talla para explicar que lo mismo ocurre en la vida humana. Lo hermoso de las flores también sirven como un equilibrio una forma de respuesta emocional ante lo agradable de ver una flor en contraste con la enorme tristeza que se tiene ante la muerte, de este modo se compensa los momentos de tristeza por los que pasan los que aún viven.

  • Colores: Los colores de las flores tienen un significado especialmente religioso. El blanco es el símbolo de la gran fiesta que abrirá la luz del difunto, el morado simboliza realiza y penitencia y por último el verde del follaje es el símbolo del crecimiento y la naturaleza.

CORONA FUNERARIA:

Está hecha de flores en forma circular la cual es la ofrenda que nos dice que no existe principio ni fin por lo que es el símbolo de la vida eterna que gozará el difunto y es una forma de celebrar a los familiares o amigos que ya partieron y decirles con flores que estamos con ellos apoyándolos, simbolizando también paz para ellos, cariño y amistad.

En la religión católica este círculo nos dice que Dios es eterno pues no tiene un principio no un fin, nos da a entender que somos de Dios y regresamos a él.

 

CRUCES:

Las cruces deben llevar rosas o flores de la temporada se colocan al lado o sobre la sepultura una vez que ha concluido el entierro, son más un símbolo de la religión católica que hace alusión a la muerte por la que pasó Jesucristo para salvarnos denominado también “árbol de la salvación” es una forma de manifestar que el difunto será salvado y gozará del reino al lado del padre.

 

ALMOHADINES:

Podría decirse que son ofrendas florales modernas que dan gran elegancia y vistosidad armonizando todo el cuadro fúnebre, al tener diferentes caras es una ofrenda que se puede apreciar desde cualquier ángulo. Al estar más cerca del féretro simboliza cercanía, solidaridad y respeto al igual que amor al difunto.

En este tipo de arreglos las flores se pinchan sobre una esponja que las dota de suficiente agua para lucir por más tiempo, frescas y hermosas aun permaneciendo en todo momento dentro de las salas de velación.

Significa un homenaje al difunto y a la relación que se vivió con él, expresando la gran tristeza que se siente ante su pérdida.

 

 

ARREGLOS FLORALES ALTOS:

Los arreglos altos o en forma de pirámide, simbolizan la elevación del alma del difunto hacia lo desconocido para nosotros y que el gozará del descanso eterno.

 

PALMAS FUNERARIAS:

Las palmas significan que nuestro ser amado que acaba de fallecer lo entregamos a la voluntad de Dios, sin importar la nuestra. Lo dejamos ir a un mejor lugar junto a él. Estos arreglos son similares a los centros o almohadones funerarios, la gran diferencia que existe es que solo tiene una sola cara y que están estructuradas en la base por palma, Las flores van acomodadas en una esponja para que esta pueda dotarlas del agua suficiente para que se mantengan frescas por más tiempo.

 

COLORES DE LA FLORES UTILIZADAS:

Los colores de las flores influyen en nuestro estado de ánimo además de que cada una según su forma y color otorgan un significado que a lo largo de los años ha ido tomando cada vez más fuerza convirtiéndose ya en una tradición.

Blanco: Significa pureza, respeto y paz hacia el ser querido que se ha marchado.

Rosa: Proporciona calidez y sosiego a los familiares y amigos que acompañan al difunto.

Naranja: Expresa confianza y alegría al saber que nuestro ser amado ya está gozando de un mejor lugar.

Amarillo: La luz que guiará al difunto hacia el descanso eterno.

Morado: representa el amor sincero y desinteresado que se le tuvo al fallecido, en el caso de que esta fuera un amigo muy allegado o familiar.

Coral: Relaja el ambiente y tranquiliza los nervios de los familiares o personas allegadas para lograr una pronta resignación.

Rojo: Significa resignación ante la triste pérdida y coraje para seguir adelante sin el ser querido.

Verde: Significa esperanza, la idea de que algún día nos reencontraremos con el ser amado que acabamos de perder y que ahora gozará de la gloria eterna. Una afirmación de que todos en algún momento de la vida tendremos que partir y podremos reunirnos nuevamente con los que se fueron adelantando en el camino.

Etiquetas: , ,